• Tiempo de lectura:6 minutos de lectura

¿Su ordenador va lento y no puede permitirse sustituir componentes para mejorar su rendimiento? Con una gestión inteligente de los recursos, puedes maximizar el rendimiento de tu ordenador. En este artículo te presento 5 técnicas prácticas para acelerar tu PC.

1. Desactive los efectos visuales para ahorrar recursos

Un truco sencillo para mejorar el rendimiento es desactivar los efectos visuales innecesarios. Windows tiene efectos de transparencia y animaciones que pueden ralentizar tu ordenador, sobre todo si es un poco antiguo o tiene una configuración limitada.

Estos efectos, aunque estéticamente agradables, consumen recursos del sistema. Desactivar los efectos visuales reduce la carga de los componentes, liberando estos recursos para tareas más importantes.

Estos ajustes pueden mejorar significativamente la capacidad de respuesta de tu sistema, especialmente cuando ejecutas aplicaciones multitarea. Notarás que las aplicaciones se inician más rápido y que las operaciones rutinarias son más ágiles.

2. Desactivar las aplicaciones que se inician al arrancar Windows

Cuando se inicia Windows, también se inician todos los programas y aplicaciones que tengas instalados.

Cada programa que se inicia consume una parte de los recursos del sistema y ralentiza el ordenador incluso antes de que hayas abierto tu primer documento o navegador.

El problema es que todas estas aplicaciones no son necesariamente necesarias en el arranque. Incluso tienden a ralentizar tu sistema utilizando recursos innecesariamente.

Desactivar las aplicaciones que se inician al arrancar Windows

¿Por qué no recuperar el control? Desactivando las aplicaciones que se inician al arrancar Windows, puede mejorar considerablemente la capacidad de respuesta de su PC.

3. Aumentar la cantidad de memoria virtual

La memoria virtual o archivo swap es una técnica utilizada por el sistema operativo Windows para compensar la escasez de memoria RAM. Cuando la RAM de tu ordenador es insuficiente, Windows mueve ciertos datos de la RAM al disco duro, liberando espacio para otras tareas. Esto le permite seguir utilizando su ordenador sin interrupciones, incluso cuando está ejecutando varias aplicaciones pesadas al mismo tiempo.

Aumentar la cantidad de memoria virtual

Pero, ¿sabías que la cantidad de memoria virtual asignada por defecto puede no ser suficiente para algunas aplicaciones exigentes, provocando ralentizaciones o incluso fallos de funcionamiento? Afortunadamente, es posible aumentar la cantidad de memoria virtual para mejorar el rendimiento de tu PC.

Aumentar la memoria virtual puede ser especialmente beneficioso si trabajas con programas que consumen muchos recursos, como editores de vídeo, programas de modelado 3D o incluso ciertos videojuegos.

Si la asignación de memoria virtual por defecto es insuficiente, puede experimentar ralentizaciones, congelaciones o bloqueos.

4. Desactivar CPU Parking Core

El aparcamiento del núcleo del procesador es una función de Windows que permite desactivar determinados núcleos del procesador cuando la carga de trabajo es baja, con el fin de reducir el consumo de energía. Sin embargo, para los usuarios que buscan un mayor rendimiento, esta función puede convertirse en un obstáculo.

Desactivando el aparcamiento de núcleos de la CPU, puedes mejorar significativamente el rendimiento de tu sistema. Esto es especialmente beneficioso para los usuarios que quieren sacar el máximo partido a su hardware sin comprometer la potencia de procesamiento.

parkcontrol_screenshot

Una vez desactivado el aparcamiento de núcleos, debería ver una mejora inmediata en el rendimiento. Los tiempos de respuesta de tu sistema serán más rápidos y las aplicaciones exigentes funcionarán con mayor fluidez.

5. Desactivar servicios en segundo plano innecesarios

Los servicios en segundo plano son programas que se ejecutan automáticamente al arrancar el ordenador y siguen funcionando sin que usted lo sepa. Aunque algunos de estos servicios son esenciales para el buen funcionamiento del sistema, otros pueden ser innecesarios y consumir recursos.

Desactivar servicios en segundo plano innecesarios

Desactivar servicios innecesarios en Windows puede mejorar significativamente el rendimiento de su ordenador, liberando memoria y reduciendo el uso de la CPU.