• Tiempo de lectura:8 minutos de lectura

La variedad de unidades SSD M.2 NVMe puede resultar a veces abrumadora. Para simplificar su elección, he seleccionado los tres mejores modelos para optimizar su portátil. Esta comparativa destaca la mejor relación calidad-precio para que actualices tu unidad sin compromisos.

1. Crucial P3 Plus, la SSD M.2 asequible

Rendimiento Gen4 a un precio imbatible. La SSD Crucial P3 Plus Gen4 NVMe ofrece un rendimiento de primer nivel con velocidades de lectura/escritura secuenciales que alcanzan los 5.000 MB/s, lo que garantiza la protección de sus datos. Fabricada por Micron con la última tecnología NVMe Gen4, la Crucial P3 Plus ofrece amplias opciones de almacenamiento y es compatible con la mayoría de los sistemas Gen3.

crucial p3 plus ssd m2 nvme gen 4 5go/s

Destacados

  • Alta velocidad de lectura/escritura
  • Memoria TLC
  • Asequibles y a menudo en oferta

Puntos débiles

  • Nada

2. Seagate FireCuda 530, tope de gama para jugadores y creadores

Con un rendimiento excepcional y una resistencia formidable, FireCuda 530 replantea el concepto de velocidad, aprovechando al máximo la 4ª generación de PCIe con velocidades de transferencia de hasta 7.300 MB/s (el doble que la 3ª generación de PCIe).

Seagate FireCuda 530, la SSD NVMe de gama alta para jugadores y creadores

Destacados

  • Caudales elevados
  • Muy buena resistencia a la escritura
  • 5 años de garantía

Puntos débiles

  • Precio superior al Crucial P3 Plus

3. Samsung 970 EVO Plus, la calidad de Samsung en una SSD

Con la última tecnología de memoria V-NAND y el controlador Phoenix, la Samsung 970 EVO Plus ofrece velocidades de lectura y escritura ultrarrápidas, lo que permite cargar aplicaciones en un instante y transferir archivos de gran tamaño en un instante.

Samsung-970-EVO-Plus-Samsung-calidad-en-una-SSD-NVMe-M.2

Destacados

  • Altas tasas de lectura
  • Memoria TLC
  • Calidad Samsung

Puntos débiles

  • Rendimiento inferior al mejor

¿ Cómo se instala un disco duro NVMe ?

Como su nombre indica, una SSD M.2 se instala en un conector M.2, directamente en la placa base de su ordenador. Todas las placas base recientes están equipadas con este conector, y basta con consultar el manual de la placa base para comprobar que este puerto está presente y que es compatible con el estándar NVMe para obtener el mejor rendimiento.

almacenamiento interno cualquier disco duro interno SSD NVME SATA

Para instalarla, basta con localizar el conector M.2, retirar el tornillo de fijación y/o cualquier disipador de calor. A continuación, encaje la unidad en el conector y fíjela en paralelo a la placa mediante el tornillo y/o el disipador de calor.

Diferencias entre las unidades SSD M.2 NVMe y SATA

Las unidades SSD SATA son una atractiva opción básica para quienes buscan una mejora significativa del rendimiento con respecto a los discos duros tradicionales. Se basan en una interfaz SATA estándar, ampliamente compatible con las placas base, y ofrecen notables velocidades de transferencia de datos, muy superiores a las de los discos duros.

Para quienes buscan lo último en rendimiento, las SSD M.2 NVMe son la opción ideal. Al aprovechar la revolucionaria interfaz NVMe, superan con creces a las SSD SATA en cuanto a velocidad de lectura y escritura. Esta tecnología es especialmente apreciada para tareas que consumen muchos recursos, como la edición de vídeo, los videojuegos y las aplicaciones profesionales que requieren un acceso ultrarrápido a los datos.